Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

martes, 3 de junio de 2008

Monasterios de Suso y Yuso

Y después de los vinos y siguiendo con lluvia, el domingo nos fuimos a visitar los Monasterios de Yuso y Suso, en San Millán de la Cogolla, La Rioja. Estos monasterios son patrimonio de la humanidad (UNESCO) y en ellos aparecieron los primeros textos escritos en español y euskera.


Allí nos contaron que toda iglesia cristiana que se precie de estar bien construida tiene que tener el altar orientado a Roma. La iglesia del de Yuso (el de abajo) está orientada directamente al este, hay una vidriera circular y un círculo en la reja del coro que están alineados y el sol pasa por ambos en los equinoccios al atardecer (esto contradice un poco la teoría, porque la orientación debería ser un poco sur-este, pero bueno). La de Suso cambió varias veces de orientación. La original estaba dentro de la cueva del eremita San Millán correctamente orientada, posteriormente se construyó el monasterio mozárabe (s.X), aprovechando la cueva, y el altar se orientó al norte, la llegada de los benedictinos amplió el monasterio y lo reorganizó para tener el altar bien orientado.

En Yuso, también benedictino en algunos momentos, ahora agustino, se conservan los libros de canto de los monjes. La colección completa de 29 volúmenes con todas las liturgias del año. Estos libros están escritos en pergamino (de piel de cordero) a mano, aunque son del siglo XVIII. La numeración de las páginas se hacía por folio, de manera que cada folio tiene un recto y un vuelto - verso y anverso - que es donde se encuentra el número y la otra cara. Además cada pergamino tiene una cara blanca y una amarillenta, la blanca era la parte de la piel del cordero que estaba hacia afuera con la lana, mientras que la amarillenta es la cara interior de la piel - el tono amarillento lo da la grasa.




Panorámica de Suso


Más fotos del viaje aquí.

8 comentarios:

conxa dijo...

qué bien!! Realmente bonito, yo podría perderme entre retablos,pinturas o arquitecturas. Me gusta la sensación de historia, que encuentras en monasterios, iglesias....
La verdad es que lo primero que suelo visitar al llegar a un pueblo (a parte del bar de la plaza) es la iglesia, y no por la connotación religiosa,sino por el valor artístico.
Otro que hace fotos buenas.

conxa dijo...

No te he comentado nada de las bodegas, también es muy interesante, y supongo que la cata
.....¿la llegaste hacer?.
Yo he probado solo un viña tondonia tinto, exquisito,pero caro.(para mi claro)

JAAC dijo...

Gracias por lo de las fotos.

En realidad casi todo el turismo que se hace por el mundo tiene que ver con la religión (sea la que sea) que normalmente es la que ha tenido el dinero allá donde vayas: mezquitas musulmanas; templos budistas; catedrales católicas, protestantes, ortodoxas; sinagogas judías,... Después sólo quedan los reyes y los ricos.

La cata la llegué a hacer, qué menos :-)

Viña Tondonia tiene nueve vinos, nos dijeron que si queríamos probarlos todos, dijimos que era demasiado, y nos sacaron cuatro: dos gran reserva (uno blanco y uno tinto), un rosado y otro tinto reserva. Gustarme... pues ninguno, pero bueno, se probaron.

Ya has visto cómo quedó la mesa después de la cata, llena de copas de vino, éramos siete.

Masmi dijo...

Que chulo el edificio moderno de la bodega. ¿Os contaron de que arquitecto era?
Ayyy, lo que habría disfrutado yo en esa cata.

JAAC dijo...

Hummm, me da que alguien no se leyó con atención la entrada de ayer, eh Masmi?

Pone el nombre de la arquitecta y hay un enlace a su biografía :-p

Masmi dijo...

Todo lo que hay al final del post de ayer y las fotos ya estaban puestas ayer?? Pues no lo vi, se me despistó :-S

JAAC dijo...

Estaba, estaba, pero te perdono. ¡Tengo que cuidar a mis lectores fieles!

Ayer estaba todo junto, por la noche lo separé para poner cada foto en su sitio.

Di dijo...

Hola, yo estuve hace años visitando los monasterios, fuí con mis padres en un viaje de esos programados, pero nos llevaron a tantos sitios y tan seguidos que la verdad es que tengo un popurrí en la cabeza que ya no sé ni lo que ví. Las cosas hay que verlas con tranquilidad y de una en una para poder disfrutarlas eso es lo que aprendí tras ese viaje!
Por cierto muy chulas las fotos, cómo te lo has currado!
Saludos!!