Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

viernes, 20 de marzo de 2009

Azafata

A principios de los años treinta, las compañías aéreas que se habían ocupado casi en exclusiva al transporte de mercancías, comenzaron con viajes de pasajeros. En aquella época lo normal es que viajara un cabin boy, chico de cabina. Un joven fuerte y no demasiado alto (las cabinas eran bajas) que atendía al pasaje, cargaba los equipajes, se ocupaba del mantenimiento y ayudaba a empujar el aeroplano desde el hangar a la pista.

No aparecieron las mujeres en los aviones hasta que Ellen Church convenció al presidente de la Boeing de que la contratara, convirtiéndose el 15 de mayo de 1.930 en la primera de la historia . Al principio todas eran enfermeras cualificadas (como Ellen), menores de 25 años, con un peso máxima de 52 kg y con una estatura no superior a un metro sesenta (la cabina seguía siendo baja). El nombre fue air hostess, anfitriona aérea, fly attendant, encargada de vuelo o stewardess, camarera.

En España se barajaron los nombres de aeroviarias y mayordomas aéreas, pero se recuperó la palabra azafata, que designaba antiguamente a la criada de la reina que se encargaba de preparar y recoger su ropa y alhajas. En otros países se popularizó aeromoza.

Con el paso del tiempo y la recuperación de los hombres en este puesto, se ha "refinado" el término tripulación de cabina, auxiliares de vuelo o sobrecargos

8 comentarios:

Willy dijo...

¡¡Que curioso!! Durante un tiempo en Iberia se practicaba la discriminación positiva y solo cogían a chicas altas, guapas y que hablaran un idioma extra. Curiosamente el uniforme de las azafatas incluia los guates y por convenio tenian que alojarse en hoteles de 5 estrellas. Vemos hoy en dia que la igualdad ha llegado también al plano aereo y hay azafatos, la estatura no es un problema y lo de los hoteles de 5 estrellas... no se no se...

conxa dijo...

Y tampoco hace falta que sean guapas o guapos;

No sabia yo esta historia,esta bien esto de que me eduques un poco jejejej.

JAAC dijo...

Pues sí, sólo chicas y bien parecidas, que eran más modelos que otra cosa. De todas formas el tema de la altura yo creo que es también para seguir teniéndolo en cuenta. En el último avión que cogí casi me daba con la cabeza en el techo de lo pequeño que era, un Bologna-Madrid.

Pero yo no acabo de verle sentido al termino "discriminación positiva", no existe ninguna discriminación positiva desde mi punto de vista.

Ahora lo que hacen es que la tripulación de los aviones acabe siempre en la ciudad en la que viven para ahorrarse el hotel.

JAAC dijo...

Cada vez menos Conxa, de hecho en algunos vuelos parece que las/los buscan lo más antipáticos posible.

Anda que educar, educar... :-p

Masmi dijo...

Que bueno, es interesante ver como las condiciones de aquellos primeros vuelos condicionaban los requisitos de los tripulantes en cuanto a estatura y peso.
Me ha recordado a "Atrápame si puedes", y el glamour que rodeaba a pilotos y azafatas en los años 50. Ahora se ha "democratizado" y perdido todo el lujo de aquellos tiempos.

JAAC dijo...

Masmi es como los jinetes de carreras, para que vayan más deprisa tienen prácticamente cuerpos de niños.
Cierto, glamourosa aquella película con las azafatas de los 50. Ahora las pasan tan canutas como en todos los demás trabajos.

BIRA dijo...

Qué curioso! Me he partido con lo de aeromoza, jaja, parece que es una moza que va a salir volando... pero por medios propios!

JAAC dijo...

Son buenos inventando nombres Bira :-) y sí da esa impresión, pero además va a salir volando con el pañuelo en la cabeza y la garrota bien cogida ;-)