Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

viernes, 6 de marzo de 2009

A viajar

¡A viajar, a viajar, que el mundo se va a acabar!

Este fin de semana vamos a estrenar un estilo de viaje. En realidad lo de ir y volver del mismo sitio el mismo día lo hemos hecho muchas veces: las excursiones cortas desde Madrid (o no tan cortas: Zaragoza, Cáceres,...). Pero este sábado el medio de transporte será el avión.

Las compañías low cost permiten hacer estas cosas. Las compañías "tradicionales" también te dejaban ir y volver el mismo día, pero el precio se disparaba. Los viajes en avión son más baratos pasando tres o cuatro noches o, al menos, la del sábado. Nunca he entendido esto muy bien, porque a la compañía aérea le debería dar igual que gastes dinero en tu destino (en un hotel) o que vuelvas el mismo día... supongo que tendrán algún tipo de subvención que, sorprendentemente, repercuten en el billete. El caso es que con las de bajo coste no hay diferencia de precio hagas el viaje que hagas, y para algunos destinos es posible ir y volver el mismo día.

Puede parecer un poco raro, pero nadie se extraña de que vayas a Cuenca y vuelvas el mismo día. Hay que desterrar aquello de que si coges el avión hay que aprovechar y pasar más tiempo en el destino. Si el billete de avión tiene un precio menor que uno de autobús ¿por qué no ir y volver, ahorrando el hotel? Cuando se lo comenté a mi madre me dijo que cómo tan poco tiempo, pero cuando ellos hicieron su viaje organizado que les llevó allí (además de a otro montón de sitios) su estancia fue de poco más de 4 horas y no les pareció raro. Nosotros estaremos casi trece, pero como cogemos el avión dos veces el mismo día da la impresión de que no estamos aprovechando el tiempo... ¿qué no? ¡mucho más!

Hay que aprovechar las low cost antes de que desaparezcan, pero siguiendo sus normas. Un sólo equipaje de mano, nada de un bolso y una maleta. El bolso ya es un equipaje de mano. La facturación y todo el tema desde internet, si te acercas al mostrador de la compañía en el aeropuerto ya te cobran por respirar su aire. Y más vale que tampoco tengas que ir al baño... que están pensando en cobrarte también. Olvídate del vaso de agua en vuelo (que tampoco es que las demás compañías den mucho) y los asientos reclinables.

La gente se "escandaliza" por tener que pagar por todo esto, pero al final, si te sale más barato que un billete de autobús tampoco esperes que te traten como en un cinco estrellas.

8 comentarios:

anselmo dijo...

A ver que tal. Yo es que cuando viajo tengo muchísima logística.
Yo, los mejores batidos que he probado son en Marruecos. Las hamburgueserías tienen pinta de fruterías con sus cajas del mercado de abastos...Te metes una hamburguesa de cordero y de postre un batido variado con el kefir de la zona y tienes para 3 días.

BIRA dijo...

Lo primero, desearos que disfruteis del viaje, sea de unas horas, sea de un día o sea de un mes, lo bueno es viajar y descubrir sitios bonitos.

Lo de las compañías de bajo coste daría para hacer un blog, ellas solitas darían tema suficiente para postear un año (o más). Tienen sus cosillas buenas y otras que no lo son tanto. Lo de cobrar por mear (dicho en plata) roza la falta de ética, por no hablar de que hasta podría considerar que atenta a las medidas de seguridad dentro del avión. Veremos qué pasa!

conxa dijo...

esta muy bien, yo lo haría ahora mismo, peo no es lo mismo vivir en la capital, tenéis mas posibilidades.

Pasadlo bien y ya cuentas.

(dejo de pasar un par de dias y ya estas de viaje, hay que joderse)

JAAC dijo...

Nuestra logística en viajes se limita a la cámara y poco más Anselmo. Sobre todo si es un viaje así de corto. Para un fin de semana no hace falta más.

JAAC dijo...

Gracias por los buenos deseos Bira :-)

Yo estoy totalmente a favor de las compañías low cost y me parece "justo" que te cobren por todo lo que hagas. Al igual que me parece injusto que tengas que pagar lo mismo por llevar 20 kg de equipaje que por llevar tres. Al menos ellas se lo han currado para bajar el precio al mínimo y cobrar por todos los extras, cosa que las "normales" no hacen. Los precios no son bajos y tampoco te ofrecen tanto más.

Con toda la oferta que hay simplemente hay que elegir. Quieres llevar más equipaje (y sí, un bolso ya es equipaje de mano y cuenta) pues vuela con otra compañía. Quieres tener un número de asiento, idem,... Y lo del baño, no parece muy elegante, pero también hay que pagar en casi todas las estaciones de tren de Europa y nadie se escandaliza. Cierto que dentro de los trenes no se paga, pero también es cierto que los billetes de tren son mucho más caros que los de estas compañías... y como siempre, si quieres ir al baño, hay más oferta.

Sin estas compañías viajaríamos menos, está claro.

JAAC dijo...

Eres de los míos Conxa :-) aprovechar a muerte todas las posibilidades :-)

(No se nos puede dejar solos ni un momento que cogemos velocidad ;-) )

Masmi dijo...

A mi no me importa que no me den nada de eso, que lo saque fuera del billete y que así se mas barato. Yo lo que quiero es subir y que me lleven al destino ;-)
Por cierto, lo del equipaje de Easyjet me pareció un cachondeo. Yo medí mi maleta para que se ajustara a las medidas que ellos decían, y luego allí cada uno iba como quería y nadie revisaba nada. Luego claro, dentro de la cabina no había espacio para todas.

JAAC dijo...

Estamos de acuerdo Masmi. Lo más importante es que te lleven a donde dicen que te van a llevar y en tiempo ;-) luego lo que te den o dejen de dar en el avión o te dejen o te prohíban llevar va aparte.

En Barajas sí que los de EasyJet son muy permisivos, así pasa, en los aeropuertos a la vuelta: todo el mundo despotricando de los auxiliares de vuelo porque les obligan a facturar maletas por llevar bolso y maleta, les hacen meter la maleta en el "molde" para confirmar su tamaño. En Madrid no acaban de preocuparse por eso y la gente se confía. Muy mal, porque lo pone muy claro en el billete y acaban pagando justos por pecadores. Se llevan la bronca y las malas caras los que hacen su trabajo por culpa de los que dejan que pase todo sin preocuparse.