Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

lunes, 3 de agosto de 2009

Usabilidad

Desde los días de los ordenadores que ocupaban una habitación que se programaban utilizando tarjetas perforadas no ha pasado tanto tiempo, pero como la informática en sí misma es muy joven, aquello es la prehistoria. Se ha pasado ha ordenadores cada vez más pequeños, y por supuesto más potentes; interfaces más amigables, empezando por los teclados y acabando por el ratón, las pantallas han ido ganando colores y resolución, llegando incluso a ser táctiles; la inclusión de sonidos; y la llegada de nuevos métodos de almacenamiento, disquetes, CD, DVD, y ahora llaves USB con miles de veces más capacidad que los discos duros de no hace más de 10 ó 15 años.

La informática se ha popularizado. Ha pasado de ser una "ciencia" que se encargaba de descifrar mensajes encriptados y a manejar grandes cantidades de información, a ser algo presente en todas las facetas de la vida diaria, desde un ascensor hasta una lavadora. Esto ha provocado un cambio en la orientación de los desarrolladores, ya no es sólo importante que el programa haga lo que tenga que hacer y en los tiempos que se espere de él, ahora es tan importante o más que sea fácil de usar y que resulte amigable.

Aquí es donde aparece el concepto de "usabilidad". Una idea que ha ganado mucho terreno desde que los desarrollos se implantan como servicios web y que pueden usados prácticamente por todo el mundo. Ya no se trata de inventar el carrito de la compra de Amazon, se trata de que la página de la librería sea agradable a la vista y fácil de usar encontrando todos los botones y enlaces con rapidez. El público no sólo busca que funcione, eso se da por sentado: tiene que funcionar, lo que ahora se busca es que no me lleve mucho tiempo aprender a usarlo y que no tenga que darle al enlace de "Ayuda" en ningún momento. Y las empresas se han dado cuenta de que pueden perder clientes sólo porque su aplicación sea difícil de manejar o sea lenta.

Aquí es donde entran el software de control de experiencia de usuario, aplicaciones que son capaces de informar de los tiempos de espera de cada cliente, de la secuencia de páginas que ha seguido, de el motivo por el que ha abandonado la página (carga lenta, demasiadas páginas, etc.),... el gran hermano vigila lo que haces en casi todos los sitios para saber si el sitio lo está haciendo bien.

2 comentarios:

Masmi dijo...

No conocía la existencia del software de control de la experiencia, pero tiene todo su sentido.
Como todo producto que madura, cada vez se le exige mas cosas. Que haga lo que tiene que hacer se supone. Ahora tiene que ser atractivo y fácil de usar.

JAAC dijo...

Lo hay Masmi, y mueve muchísimo dinero. Lo "malo" de las cosas cuando pasa un tiempo es que dejan de "agradecerse" para pasar a ser "exigidas". Pongo lo malo entre comillas porque gracias a eso es a lo que se mejora, claro.