Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

lunes, 25 de enero de 2010

Carreras de interior

Todavía no puedo correr por culpa de la bursitis (maldita avestruz), pero no quita que siga pensando en hacerlo de vez en cuando. La carrera es el deporte más "sencillo" que se puede practicar: basta con tener unas zapatillas y salir a la calle. Bien es cierto que no vale con cualquier zapatilla y que es importante saber el tipo de pisada y buscar el calzado adecuado. Pero cada día hay más oportunidades de practicar la carrera en interior, en cintas.

Las cintas cuentan con muchas ventajas:

  • No hay que buscar un sitio en que correr, está allí y no hay que buscar un parque.
  • La lluvia y el resto de inclemencias atmosféricas no molestan. No hay que preocuparse por la lluvia, el viento o el frío.
  • El ritmo que se consigue es constante, no hay que forzarse por mantener una velocidad por mucho que se use un GPS. Es la máquina la que se encarga de hacerlo y es imposible no seguirlo, sin cambiar el programa.
  • Los tobillos y las rodillas sufren menos impacto, la superficie es más blanda que el asfalto.
  • La comodidad de oír música sin cascos o incluso de ver la televisión mientras corres.

Pero también tiene inconvenientes:

  • Por mucho que se pueda ver la televisión, correr en una cinta es muy monótono y aburrido. No se "disfruta" del paisaje ni de las subidas y bajadas del terreno.
  • El sol y el buen tiempo sirven para mejorar el estado de ánimo, corriendo en la cinta todo eso también se pierde.
  • Las cintas no siempre están bien calibradas, y tanto las velocidades como las distancias recorridas no son demasiado fiables.
  • Los muy profesionales encontrarán un problema más que es la velocidad máxima que puede desarrollar una cinta, normalmente no superiores a 16-18 km/h.

4 comentarios:

Álvaro dijo...

Buenas:

Al habla un asiduo a tu blog. Hace tres semanas vi en una tienda unas zapatillas que, según decía la publicidad (qué va a decir), eran una revolución para correr. Hasta ahí todo normal, el caso es que al mirar la forma de las mismas, la suela es muy abombada, al contrario que las habituales que suelen ser planas y desde luego no había visto nada igual.

Un compañero mío comentó que las conocía y nos habló de sus bondades desde el punto de vista de alguien que se ha documentado pero que no las ha probado en carnes propias.

Son una cosa de este estilo:
http://4.bp.blogspot.com/_u4in8btULBs/SdUpYX9L2oI/AAAAAAAAAdw/PQtMen_E-9E/s320/mbt+zapatillas.jpg

Un saludo

Masmi dijo...

Para mi eran demasiado aburridas, lo que mas me gustaba era recorrer los caminos en bici.

JAAC dijo...

Hola asiduo :-)

Perdón por el retraso en las contestaciones pero los viajes y el trabajo :-S

Algo había leído de esto, también de otras que se supone que ayudan a combatir la celulitis :-O

De vez en cuando lo que comentan es que lo mejor es ir descalzo para equilibrar bien los pesos y las cargas para los huesos.

Yo por ahora me quedo con Asics (Anima Sana In Corpore Sano) ;-)

JAAC dijo...

Cierto es que no es comparable, en entretenimiento, estar en la calle que estar dentro Masmi, pero cuando llueve...