Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

jueves, 13 de diciembre de 2007

Cenas de navidad

La navidad es la época de las reuniones: amigos, familia, compañeros,... y qué mejor sitio en el que reunirse que alrededor de una mesa. Las cenas son una costumbre básica en navidad.

Cenas de familia

Hay dos tipos de cenas de familia. Aquellas en las que la única variación respecto al resto de cenas del año es que se pone un mantel más elegante y el menú varía ligeramente. Y las otras, en las que se junta toda la familia desde abuelos a nietos, tíos, sobrinos, primos, primos lejanos...

Durante la cena no siempre todo es jovialidad, el tío que lo sabe todo y que no puedes aguantar, el chulo del novio de tu prima, el cuñado que ocupa tu sitio, los niños que no paran de moverse por todas partes mientras las madres les chillan que se estén quietos...

El final de la cena también puede cambiar. La cena que se acaba en cuanto deja de haber comida en la mesa (en realidad siempre quedarán turrón y polvorones que no comerá nadie, pero no se tienen en cuenta), y otras en las que después de la comida se pasa a la bebida (en la misma casa o en bares fuera).

Cenas de empresa

Dependiendo del tamaño de la empresa se puede convertir en un acto totalmente oficial o en una cena más de amigos que otra cosa. En cualquier caso el alcohol será un complemento indispensable. Antes de que acabe la noche la imagen de seriedad que tenía tu jefe a tus ojos se diluye como los hielos en sus copas.

En muchos casos las cenas de empresa se convierten en la única ocasión para divertirse que tienen muchos de los compañeros. Hombres y mujeres hechos y derechos con una familia, que dejan a sus parejas cuidando de los niños y se lanzan al monte. Y, casi siempre, su monte se convierte en muchos hielos diluyéndose y cigarrillos fumados después de haberlo dejado.


Cenas de amigos

Están las de los amigos que ves con frecuencia que son como una cena más de las varias que se hacen a lo largo del año. Piensas que no pasará nada distinto de lo que pasó en la de hace uno o dos meses, pero aparece tu amigo más serio con una peluca morada haciéndose fotos con todo el mundo. ¿Qué tendrán que ver las pelucas con la navidad? Después de eso ya no sabes qué más puede pasar, aunque será como una cena más con fiesta después, pero con peluca.

Los amigos que se han ido lejos aprovechan que vuelven a casa por navidad, como El Almendro, para veros a los que no os habéis ido y a los que se fueron a otros sitios que también han vuelto. En este caso no sabes lo que te vas a encontrar. Un amigo que hace más de un año que no ves y que se fue a vivir Londres aparece con la cabeza afeitada y lleno de tatuajes y piercings; otra que se fue a Berlín viene con su marido, un antisistema alemán con una cazadora llena de símbolos antinazis; la amiga buenorra de toda la vida que viene con su novia sueca (que también está buenorra)... en estos casos nunca se sabe lo que puede pasar. Que el antisistema se emborrache a muerte y acabe enrollado con la sueca buenorra mientras tu amiga de toda la vida se pone nostálgica hablando del pasado, que el inglés se haya convertido en un skin y acabe pegándose con el antisistema, que la buenorra y su novia acaben tirándote los trastos para hacer un trío mientras tu novia intenta sacarles los ojos, ...

Qué bonitas son las cenas de navidad

2 comentarios:

conxa dijo...

No lo hubiera podido expresar mejor, sencillo,escueto y REAL....

Un saludo.

JAAC dijo...

Muchas gracias por tu crítica tan positiva.

Espero que tus cenas sean de las buenas: sin discusiones, peleas, demasiado alcohol,... lo de las pelucas y los amigos que cambian con el tiempo, pues según se miré puede ser bueno o malo