Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Abaratar la compra

La vuelta de las vacaciones siempre trae consejos para el ahorro. Aquello del dinero gastado en el verano y el que se gasta en la vuelta al colegio (el que tenga que volver), provoca cientos de consejos para optimizar.

Sobre las compras en supermercado:

  • Hay que ir a hacer la compra siempre el mismo día. Planificar uno o dos días a la semana, no de manera compulsiva.

  • Marcar un presupuesto límite. Cuando yo era pequeño recuerdo que mi madre sabía, cuando llegaba a la caja, cuánto dinero iba a tener que pagar después de cargar el carro. No lo sabía a la peseta (qué tiempos) pero sí tenía una idea bastante aproximada. Ahora nadie va haciendo esa cuenta... yo el primero que no.

  • Llevar una lista con lo que se necesita y no hacer turismo por los pasillos para descubrir qué nos puede interesar.

  • La compra hay que hacerla sin hambre, básico.

  • Echar un vistazo a los folletos de los distintos supermercados y a las ofertas que aparecen en periódicos o televisión para decidir dónde comprar. No todo hay que comprarlo en el mismo sitio.

  • Los productos de temporada son siempre más baratos que los que tienen que importarse o producirse en invernadero. Aprovecha.

  • En caso de tener varias tiendas cerca, o mucho tiempo libre, se puede buscar en cada tienda lo que resulte más barato, hay que buscar la oferta.

  • Las tarjetas de fidelidad de las tiendas suelen generar descuentos o devolución de dinero para futuras compras. Muchas no cuesta nada hacerlas y quién sabe qué sorpresa te pueden dar.

  • Ante varias presentaciones de un mismo producto, elige la más barata que se ajuste a lo que buscas. El pack ahorro, la recarga en lugar del producto nuevo, etc.

5 comentarios:

conxa dijo...

Yo cada vez soporto menos ir a la compra,y la compraon-line,la he suprimido porque lleva recargo. Y cumplo bastantes puntos... cuando no hay mas remedio.

conxa dijo...

queria decir, que cuando no hay mas remedio, se aprende a ahorrar y se hace de todo!!

JAAC dijo...

Y vas haciendo la cuenta mental de lo que llevas en el carro? Yo hay veces que lo intento pero no soy capaz...

Eso sí, lo de la lista a muerte, que los supermercados son muy listos y saben de sobra cómo colocar las cosas:
- Los productos perecederos siempre al fondo, para que tengas que pasar por algún pasillo para llegar.
- Las marcas caras a la altura de la cara, y las más baratas (que a veces no merecen ni el esfuerzo de agacharse para mirar el precio) en el estante más bajo.
- Música relajante para que no notes que pasa el tiempo
- ...

Pero vamos, eso lo hacen en los supermercados, en las tiendas de ropa y hasta en las librerías. Todo está estudiado para que el cliente esté "cómodo" ;-)

Estatekietecita dijo...

Hola de nuevo!
Me ha gustado eso de "no hacer turismo por los pasillos"... cosa que no cumplo en absoluto. Y eso de ir sin hambre... dímelo a mi: despues del trabajo, a eso de las siete de la tarde, sin tiempo para nada más que para hacer la compra, saliendo directamente del trabajo... pues claro, siempre compramos antes de cenar... y no veas!!! Algo que no tenías previsto siempre cae al carro!

JAAC dijo...

Muy mal Estatekietecita, dentro de unos años serás tú la que le diga que no a casi todo a tu hija y ahora venga a daros caprichos :-p