Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Miel

El hecho de que la miel es producida por las abejas es algo que siempre había tenido presente, pero la manera en que lo explica el D.R.A.E. le da un toque que no me había planteado nunca:
Sustancia viscosa, amarillenta y muy dulce, que producen las abejas transformando en su estómago el néctar de las flores, y devolviéndolo por la boca para llenar con él los panales y que sirva de alimento a las crías.
¿Devolviéndolo por la boca?

El momento en que los humanos comenzamos a comer este producto no está claro, la biblia, el antiguo Egipto, los griegos, etc. Todos tienen referencias a la miel, como alimento e incluso como moneda de pago de tributos. Es más, existen registros prehistóricos de su uso.

Además de su conocido uso gastronómico también tiene su hueco en productos terapeúticos y cosméticos. La miel es antimicrobiana y antisética, ayuda a cicatrizar y prevenir infecciones, descongestiona bronquios y pulmones, cura las aftas bucales, etc. Como cosmético es un gran suavizante de la piel.

La miel más oscura contiene minerales (potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio, manganeso y cobre) y vitaminas B y C, mientras que la más clara es más rica en vitamina A. Está compuesta en un 20% por agua y, debido a su alta concentración de azúcares simples, un 25% es glucosa, es un alimento de alto aporte energético. Tiene un alto contenido calórico (3,4 kcal/gr). No es aconsejable consumir más de 50 gr. al día.

En función de su procedencia se distingue:
  • Miel de flores, procedente del néctar de las flores.
    Dentro de esta categoría se encuentran las monoflorales, de un único tipo de flor con distintas propiedades en función de su origen, y las multiflorales o milflores.
  • Miel de rocío, procedente de secreciones de plantas.
Más información: Revista Consumer

4 comentarios:

conxa dijo...

A mi hermano le da asco la miel solo de pensar en las abejas y el proceso,creo que es la unica persona que conozco que habla mal de la miel. A mi no me gusta por lo dulce y pegajosa que es, pero de ahi al asco... no???

aunque si me imagino a la abeja vomitando miel....

JAAC dijo...

A mí me encanta y siempre tengo en casa, de las monoflorales (la de brezo está estupenda), pero no me había planteado nunca cómo era el proceso de fabricación por parte de las abejas...

Tanto como asco, no, pero no deja de ser interesante que nos comamos lo que ha pasado por el estómago de las abejas... aunque no es el único "manjar" que tomamos así (incluso los hay peores).

Hay que pensar en lo rica que está, además de todas sus propiedades. Si pensáramos en lo que comemos... moriríamos de hambre! jajaja

Vicente Sebastiá dijo...

Vaya con el proceso...uffff, pero lo que cuenta es que es uno de los alimentos más sanos que podemos tomar....Una de sus maravillosas funciones, al margen de la energética, es ser una perfecta depuradora hepática de primer orden..

Y como dices.....si pensáramos lo que comemos (hay quién opina que los mariscos, en general, son las "cucarachas" delos mares..!!!! y encima a que precio jajaja

JAAC dijo...

Tú lo has dicho Vicente, si pensáramos en lo que comemos.... ;-)

Me diste una idea para la entrada del viernes con ese comentario, gracias!