Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Peligros de la comida

Tanto en verano como en invierno hay que tener cuidado con las bacterias, parásitos y toxinas que pueden contener los alimentos, pero en verano es mayor el peligro debido a las altas temperaturas que pueden estropear más rápidamente la comida.

Hay que tener cuidado con:

Salmonella. Su nombre deriva del científico Daniel Elmer Salmon que la descubrió. Es una bacteria que se desarrolla tanto en el intestino de los animales como en el de los hombres. Su infección se denomina salmonelosis y su síntoma es gastroenteritis aguda. Los alimentos más peligrosos son las aves de corral, las carnes mal cocinadas, la leche o los huevos crudos (mayonesas, claras batidas, sopas con yema, helados, flanes, etc).

Toxina botulínica.. Obviamente es una toxina, en realidad una neurotoxina elaborada por una bacteria, la Clostriduim botulinum. La enfermedad que produce su ingestión es el botulismo, sus síntomas son neurológicos y abdominales, pudiendo llegar a producir parálisis muscular progresiva. Los alimentos más propensos a producir el contagio son las salchichas y otros derivados de la carne, pero también hortalizas, frutas, embutidos, marisco y conservas mal envasadas. En dosis bajas se utiliza como medicamento y es la materia prima del botox.

Escherichia coli. Se trata de una bacteria que se encuentra en el intestinos animales - incluido el del hombre - y en aguas negras. Su nombre tiene su origen en su descubridor Theodore von Escherich. Es una bacteria necesaria para el correcto funcionamiento del proceso digestivo. Su desarrollo se debe al consumo de carnes mal cocinadas, leche cruda y productos agrícolas. Sus síntomas principales son diarrea e insuficiencias renales agudas. También conocida como diarrea del viajero.

Listeriosis. Producida por la Listeria Monocytogenes. Se relaciona con el consumo de alimentos lácteos y productos cárnicos congelados durante mucho tiempo. Afecta tanto a animales como a personas. En los adultos suele pasar inadvertida como una gripe aunque puede degenerar en meningitis. Es más peligrosa en mujeres embarazadas (fetos) y recién nacidos.

Triquinosis. Originada por el parásito neumatodo del género Trichinella. Puede adquirirse al comer carne cruda o poco cocinada, fundamentalmente de cerdo. Sus síntomas son gastrointestinales, dolores musculares y articulares.

Teniasis. Otra enfermedad parásita provocada por la tenia (Taenia puede ser solium o saginata). La infección puede ocurrir por comer carne cruda o poco cocinada de animales infectados: cerdos y jabalíes para la variedad solium y ganado vacuno para saginata. Se conoce la tenia como tenia solitaria porque debido a su tamaño sólo suele haber una, que es hermafrodita, en el intestino del humano.

Toxoplasmosis. Enfermedad infecciosa de humanos y más animales ocasionada por el parásito Toxoplasma gondii. El mayor riesgo es para la embarazadas puesto que puede producir malformaciones y muerte del feto. Además del contagio por contacto con animales domésticos puede producirse por ingestión de carne cruda o mal cocida (o su manipulación). El consejo para las embarazadas es no consumir carne cruda o mal cocida, lo que incluye embutidos, jamón serrano, chorizo, sushi, entre otras y lavar adecuadamente las verduras y hortalizas así como tener especial cuidado e higiene de los animales domésticos.

Anisakis. Parásito que de anida en mamíferos marinos, peces y crustáceos. La enfermedad se denomina anisakiasis. El parásito puede llegar a desarrollarse en el hombre al ingerir peces marinos y cefalópos crudos o poco cocinados (como sushi y sashimi, boquerones en vinagre, pescados ahumados, etc.) Los síntomas más comunes son alergia, vómitos, diarrea y dolor de estómago. Las larvas de anisakis sobreviven 50 días en pescado a 2º, dos horas a -20º, dos minutos a -60º y dos meses en vinagre. También se pueden eliminar las larvas cocinando el pescado a una temperatura entre 55 y 70º.

4 comentarios:

Mc Victa dijo...

Pues qué quieres que te diga, con la comida podrás coger todo ese tipo de cosas, pero es que está tan rica... Hmmmmmmmmmm... triquinosiiiiiis... Jajajajaja.

Y aunque intentes meterme el miedo en el cuerpo seguiré cocinando y haciendo postres!!!

Un saludo!!

PD: En breve presentaré mi nueva receta, jejejeje.

Masmi dijo...

Cuanto bichito anda suelto por ahí. Hay que ir en cuidado y cocinarlos bien.
Las pobres embarazadas que se pierden el jamon y otras cosas ricas. Una amiga nos decia que cuando diera a luz no le llevaramos flores sino un plato de jamón :-)

JAAC dijo...

Cielos McVicta, tu personaje Simpsompeado ha cobrado vida y Hommer escribe por tus dedos ;-) Comidaaaaa

A mí me encanta comer te lo puedo asegurar y no dejaré de hacerlo, es sólo culturilla. Más que nada para saber qué has cogido cuando te pongas malo.

JAAC dijo...

Lo sé Masmi, lo sé. Es que donde esté un buen jamón que se quiten las flores y el chocolate. ¡Los bombones están sobrevalorados!

Lástima que me encanten los entrecots y los chuletones entre poco hechos y casi crudos... eso sí, el sushi no te creas que me llamó tanto la atención, aunque el de carne (que también lo probamos) sí que estaba bueno. Soy más carnívoro, lo acepto.