Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

jueves, 2 de julio de 2009

Dormir, tal vez soñar

Con el calor cada día es más difícil dormir. No para todos, en mi caso puedo dormirme de pie subido en un palo, independientemente de lo que se mueva el palo y de la fiesta que haya alrededor.

En el autobús de ida a Bilbao nos pusieron un par de películas. Una de ellas era La intérprete, y en ella había un diálogo que me encantó:
- ¿Qué haces cuando no puedes dormir?
- Quedarme despierto
Si eres de los que no son tan zen y prefiere dormir, los expertos te dan ciertos consejos para mejorar la calidad del sueño y la facilidad con la que conseguirlo:

Dormir sólo las horas precisas. La cantidad "recomendada" de sueño diario es de unas siete horas y media. Como hay estudios para todos los gustos, los hay que dicen que las personas que duermen entre seis y siete horas y media viven más tiempo Siempre hay excepciones, los bebes por ejemplo duermen hasta 18 horas al día.

Al igual que con las visitas al baño, mantener constante la hora en la que uno se va a la cama y la hora en la que se despierta ayuda a que el cuerpo se acostumbre a esa rutina.

Hacer un ejercicio suave, unas tres horas antes de dormir, también facilita el proceso. En cambio, el hambre, una habitación fría (en la época del año en que estamos no habrá mucho problema en el hemisferio norte con la temperatura) y la cafeína lo dificultan.

No siempre que se duerme se descansa realmente. Una de las condiciones para descansar es que no haya mucho ruido. El consumo de alcohol, aunque inicialmente facilita el quedarse dormido, también genera un sueño de poca calidad.

Básico, cuando uno no se puede dormir no hay que quedarse en la cama dando vueltas. Es mejor salir de la cama, leer, ver una película, hacer algo. Y si no hay manera se puede recurrir a fármacos pero de manera esporádica para no producir dependencia del sueño.

En microsiervos hay muchas curiosidades sobre el sueño y su privación.

6 comentarios:

conxa dijo...

Pues mira, yo ERA de las que se dormía también en un palo, ahora me duermo, pero son pocas las horas de sueño, me desvelo, pero me quedo despierta, tranquila en la cama.No me molesta,no me pongo nerviosa, solo me quedo quieta pero despierta.

JAAC dijo...

Vaya, espero que tenga que decirte que me ha pasado lo mismo en algún momento :-S

Las pocas veces que no he podido dormir lo que suelo hacer es levantarme a leer o a ver la tele. Tengo asumido que dando vueltas no me voy a "cansar" ;-)

Vicente Sebastiá dijo...

Lo mismo, antes hasta me tiraban un "masclet" en la ventana de la habitación Y NO MR despertaba.....
Ahora, duermo unas pocas horas, descanso y me despierto...me quedo quieto en la cama, relajandome y meditando, llegando a un duerme vela gratificante

JAAC dijo...

Eso va a ser que antes de cansabas más y llegabas a la cama que era imposible que no durmieras :-)

La cantidad de horas de sueño, como la cantidad de huesos en el cuerpo, varía con la edad a cada vez menos (empezando con 18 horas al día es normal que cada vez sea menos ;-))

Masmi dijo...

Yo siempre ando con sueño, por lo que no me cuesta mucho dormirme.
De las recomendaciones que das no sigo ninguna :-)
Si es verdad que el alcohol provoca un sueño de mala calidad, y un despertar bastante malo también :-)

JAAC dijo...

Es un buen truco ese de tener siempre sueño para conseguir dormir con facilidad... aunque no creo que sea muy recomendable :-p

Conste que las recomendaciones no son mías, eh? si no, cobraría derechos de autor! jajaja