Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

martes, 28 de julio de 2009

Seguridad

Ayer recibí un comentario en SaltaConmigo sobre las medidas de seguridad que tomamos cuando dejamos las mochilas en el destino fuera de la habitación. Es un tema interesante sobre el que dije algo hablando de candados.

Nos volvemos cuidadosos cuando salimos de viaje y nos despreocupamos cuando estamos en casa, cuando digo en casa me refiero a nuestro país. Hace pocas semanas estuvimos en Bilbao y nos lo planteamos a la llegada y salida del hotel. En el momento de hacer el checkin nos dieron la llave y una vez dejadas las cosas en la habitación salimos a recorrer la ciudad, dejando la llave de nuevo en recepción. A la vuelta, a última hora de la tarde, la persona que había en recepción era otra a la que no habíamos visto en ningún momento y que nos dio la llave de nuestra habitación con sólo indicarle el número. Nos preguntamos si tenían alguna manera de confirmar que éramos nosotros los que estábamos en esa habitación o si simplemente al ver que la habitación estaba ocupada asumían que sería por los que pedían la llave.

Al día siguiente, domingo, cuando dejamos la habitación preguntamos si podíamos dejar la mochila en alguna parte hasta la hora de salida de nuestro autobús. No había ningún problema y nos indicaron un cuarto tras la recepción en la que la podíamos colocar. Nos dejaron entrar en el cuarto y colocar la mochila a nuestro gusto. Igual que el día anterior, cuando volvimos a por ella la persona de recepción era otra que no había visto nuestra mochila en ningún momento. Cuando le dijimos que teníamos el equipaje en la sala nos dijo que lo cogiéramos sin problemas, sin levantarse siquiera del mostrador. Cogimos la nuestra, obviamente, pero podíamos haber cogido cualquiera.

No le damos importancia a estas cosas, pero sí se la damos cuando salimos del país. Pensamos en candados, consignas, etc. La gente no es "peor" por ahí fuera y lo que es válido para tu país se puede "exportar". No digo que sea lo mejor, tal vez lo mejor sería pensar en candados en todas partes y no sólo por ahí. Nuestra experiencia es, por ahora, muy buena con las mochilas. Las hemos dejado en la sala común de un albergue de Moscú, la sala en la que estaba la televisión y en la que se juntaba la gente por la noche; en el pasillo de un hostal en Damasco, con la recepción en otra sala; en la tienda de campaña en Tanzania, con una simple cremallera por toda protección; en la parte de atrás de una tienda en Arequipa, una especie de almacén oscuro y cerrado;... Nunca se sabe lo que puede pasar pero hay que tener en cuenta que las mochilas son fácilmente rompibles con una navaja y que frente a eso sólo queda meterlas siempre en consignas (que no siempre están disponibles).

Con las maletas sucede lo mismo. A no ser que sea una maleta rígida, los candados evitan que se abra por donde debe, pero no la protegen de un corte.

6 comentarios:

JuanPa dijo...

Por lo general, cuando me han guardado el equipaje en un hotel funciona como en los roperos de las discotecas. Tú no entras a coger el más te guste, si no que te dan el que corresponde a una ficha o número que te han dado al depositarlo. No es que sea muy seguro, pero es un impedimento para robar.
De todas formas, en hoteles y aeropuertos, es una lotería: hay un porcentaje (no demasiado alto) de robos y extravíos y hay que contar con él.
Lo que está claro es que no puedes evitarlos al 100% porque no está en tu mano.

Anónimo dijo...

por que ya no hay publicidad en tus paginas? Rafa

Masmi dijo...

Es cierto que nos pueden robar en muchos sitios, y que todo se basa en el grado de confianza que tengamos en los sitios. En la mayor parte de los hoteles se podrían meter en nuestra habitación si quisieran, pero asumimos que en la mayor parte de los casos la gente no va por ahí pensando en hacer eso.

JAAC dijo...

Pues a nosotros eso de dejarnos entrar hasta la cocina a por la mochila nos lo han dejado hacer incluso en un NH en Sevilla (cuatro estrellas), JuanPa. Está claro que tú has tenido "suerte". Lo pongo entre comillas porque lo importante es que nada desaparezca, seas tú el que la cojas o te den un número. Hablando de número o resguardo, nos sorprendió que en Perú cuando montábamos en autobús y las mochilas iban al maletero les grapagan un número y nos daban el comprobante para recogerlas luego. En España tú metes tu mochila en el maletero del autobús de la estación y listo... Es más, mientras estás esperando a que salga el maletero está abierto y nadie mira.

No hay que "emparanoyarse" porque si te lo quieren quitar lo harán, pero tampoco hay que ser demasiado ingenuo. El término medio :-)

JAAC dijo...

Rafa, un "malentendido" con Google, que ha decidido que no quiere seguir jugando conmigo :-(

JAAC dijo...

Masmi, no sólo meterse en nuestra habitación, incluso podrías meterte a dormir en un hotel sin reserva con cierta facilidad. Entras y en recepción pides un número de habitación que veas que existe con cierto aplomo y no creo que tuvieras problema para que te dieran la llave. Lo malo sería que luego llegara el que la ocupara (si es que había alguien) o que revisaran y viera que está vacía...

Nosotros últimamente nos estamos especializando en sitios que todas las guías de viaje dicen que son peligrosos con records de atracos, asesinatos y/o violaciones :-S que entren en tu habitación es el menor de los problemas :-p