Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

miércoles, 1 de julio de 2009

Colores en la huerta

Está claro que la vista tiene mucha importancia en que un alimento nos gusté o no. No sólo el sabor influye en nuestra percepción, también tiene que tener un aspecto agradable para incitarnos a probarlo. Pero el aspecto no sólo tiene propiedades visuales, los colores de los alimentos identifican algunas de sus propiedades a primera vista.

Las frutas y las hortalizas, que es a lo que se dedica el estudio (www.5aldia.com), se dividen en blanco, naranja/amarillo, rojo, verde y violeta/morado.

Los blancos son ricos en fitoquímicos como la alicina y en potasio. Ayudan a reducir el colesterol, disminuir la tensión y prevenir la diabetes. Ejemplos de estos son frutas como el melón, la pera o el plátano y hortalizas como el ajo, la cebolla, el puerro, etc. Dentro de los blancos pero fuera de frutas y hortalizas se encuentran los productos lácteos con su gran aporte de calcio.

Los naranjas/amarillos contienen beta-caroteno, vitamina C, potásio y ácido fólico, que mantienen la piel joven, refuerzan el sistema inmunitario y favorecen la visión y la cicatrización. Entre estos se encuentran frutas como la naranja, el limón, el melocotón, la piña, etc. y hortalizas como la calabaza y la zanahoria.

Los rojos contienen también fitoquímicos como el licopeno y las antocianinas que mejoran la salud cardiovascular y la memoria y disminuyen el riesgo de cáncer y enfermedades del sistema urinario. Frutas como las cerezas y las fresas y hortalizas como tomate y el rábano están en esta categoría. Tanto la caza como la pesca están teñidos de este color, ahora las granjas y las piscifactorías. Es el color más consumido por estos motivos aunque está perdiendo su hegemonía tornándose el rojo intenso en un color más violento sobre el plato.

Los verdes son ricos en luteína, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico. El ácido fólico reduce el riesgo de malformaciones fetales durante el embarazo y la luteina ayuda a mantener una buena visión. Aguacate, uva verde o kiwi, acelga, alcachofa, brecol, etc.

Los violetas/morados son ricos en atioxidantes, con lo que combaten el envejecimiento, además de disminuir el riesgo de cierto tipo de cáncer y preservan la memoria. Ciruelas, moras, etc; berenjena, remolacha.

La presentación original.

Los alimentos marrones aportan fibras y vitaminas de complejo B y E, mejoran el funcionamiento del intestino y previenen el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Nueces, avellanas, castañas, cereales como el trigo, arroz, centeno, pan y fideos.

4 comentarios:

conxa dijo...

bueno.....leido está pero que recuerde algo....seguro que no.

Nunca asocio todo esto de vitaminas y propiedades cuando como, y claro puedo suceder que una cosa que me encante sea una bomba para la salud, pero.....

JAAC dijo...

Tampoco hace falta recordarlo Conxa, lo importante es comer lo que te guste. Estas "leyes" siempre tienen excepciones y basta que busques algo del color que "necesitas" para dar con el alimento de ese color sin las propiedades :-)

Masmi dijo...

Y lo que mola mezclar los colores y preparar platos de lo mas variado :-)

JAAC dijo...

Hay escuelas de cocina que siguen esa filosofía Masmi, la de mezclar colores.