Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

viernes, 10 de julio de 2009

Gripe

No lo puedo evitar. Después de tantos días hablando de la gripe porcina y de su capacidad de contagio hoy vuelven a arreciar los comentarios al haberse producido la segunda muerte en España por esta enfermedad.

No soy médico ni tengo conocimientos de medicina, pero me da la impresión de que se está consiguiendo (por parte de los medios) generar una pequeña histeria colectiva con esto. De acuerdo que se contagia con mucha facilidad y que se considera pandemia por la OMS. Pero es pandemia por su dispersión, no por su violencia. Los periódicos llenan titulares con la cifra de contagiados, miles y miles, cientos de miles en países sudamericanos y mayores aún cuando hay víctima. Pero el porcentaje de víctimas mortales frente a contagiados no aparece, y si lo hace siempre a un tamaño mucho más pequeño. Cada año se producen muchas más muertes por culpa de la gripe de toda la vida que por esta nueva variedad.

Todos los inviernos alguien en la oficina enferma y no deja de ir al trabajo hasta que consigue que toda la planta esté en sus mismas condiciones, todos enfermos y tirando de pañuelo. Tampoco muere la gente por un resfriado, pero en un país como España con un buen sistema sanitario (a pesar de lo que me está costando que me pongan la vacuna de la hepatitis) la N1H1 tampoco causa tantas muertes. Después de oír sobre cuarteles en cuarentena, colegios y guarderias con enfermos, etc. sólo se han producido dos muertes (dos más de las que debería haber habido, por supuesto). No hay que dejar que nos asusten.

Esto es como cada vez que hay un accidente aéreo. Se genera una psicósis que lleva a todo el mundo a pensar que volar es muy peligroso y que es muy arriesgado. Aunque en esos casos sí que suele aparecer debajo los números reales: accidentes al año y víctimas al año comparados con los que se producen en coche, las compañías aéreas mueven mucho dinero y no se puede destruir su negocio alegremente.

Me viene a la cabeza el ejemplo de los ataques de tiburones a humanos. Cada vez que un tiburón ataca a un surfista se crea el pánico, pero por cada tiburón que ataca a un hombre, cientos de miles de tiburones son atacados por el hombre.

4 comentarios:

conxa dijo...

tienes razón, son noticias alarmistas, además que los fallecidos son personas con alguna enfermedad seria que se han contagiado del virus. En este último caso que la familia ha pedido confidencialidad, parece ser que estaba carente de defensas por su enfermedad entonces por una gripe se muere, obvio.

Hay mas muertes por la gripe normal.

Y el ejemplo del tiburon, clarificador del todo.

Masmi dijo...

El indice de mortandad es claramente inferior a la gripe normal. Si cada muerto por gripe fuera portada de los periódicos, imagino que la gente estaría histérica todos los inviernos.
Da la impresión de que en muchos medios de comunicación han perdido el norte sobre lo que realmente es noticia.

JAAC dijo...

Está claro que cuando llegue el invierno y el virus se propague con mucha más facilidad (el sol y el calor no son buenos para ellos) la cosa será todavía peor. Pero me da la impresión de que el verano provoca que haya que llenar portadas con lo que sea.

Pobres tiburones, ¿verdad Conxa? Y que la gente todavía piense que son ellos los asesinos...

JAAC dijo...

Los muertos puntuales son los que venden periódicos Masmi. Si cada víctima de un accidente de coche apareciera en portada no habría periódicos suficientes. Lo que pasa es que los puntuales dan más publicidad. Sin ir más lejos mira San Fermín... es mucho más peligroso salir a la calle y cruzarla que ponerse a correr delante de los toros, y nadie se plantea prohibir a la gente cruzar y sí los encierros!! Increible.