Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Escribir un libro...

Cada día que pasa admiro más a los escritores. No es fácil mantener la atención de los lectores y más difícil aún que lo que escribes no resulte repetitivo y cansino, sino ágil e interesante.

La curiosidad mató al gato y, en mi caso, me ha deprimido. Este fin de semana he estado dándole una vuelta más al diario del viaje a Oriente Próximo. En mi cabeza está desde hace tiempo la idea de editar mis diarios como libros con fotos. Tenerlos en la estanteria. Las editoriales de internet te ofrecen la posibilidad de hacerlo. Subes tu libro maquetado, subes tu portada, seleccionas el tamaño del papel en el que quieras que se edite (el mismo en que lo has maquetado) y seleccionas el tipo de encuadernación. Ya está listo, a la espera de que alguien lo quiera comprar. En este caso seré yo el que lo comprará, aunque cualquier otro que quiera será bienvenido.

Me encanta leer y lo hago siempre que puedo. Mientras lees no te paras a pensar en las palabras que usa el autor (o el traductor), los tiempos verbales, el tipo de frases, etc. Es a la hora de leer algo que tú mismo has escrito cuando descubres que no eres escritor. Ciertas palabras se repiten constantemente, como muletillas al hablar. Los tiempos verbales no marcan una línea y los saltos de presente a pasado son continúos. Incluso, a veces, ni concuerdan con el sujeto de las frases, si es que eres capaz de descubrir quién es el sujeto en las frases complicadas que escribes. Colocar las comas y los puntos es una odisea. Hablar es mucho más sencillo, sólo paras y sigues. Nadie se para a pensar si era una parada de coma, de punto, de punto y coma o de punto y aparte. Sólo es una parada. No sé si los taquígrafos se plantean eso cuando transcriben las sesiones del senado.

Hablar es sencillo. Las ideas se transforman en palabras que salen sin mayor esfuerzo. Si las ideas están claras sólo hay que defenderlas. Ni es necesario que sean buenas. Existe un diálogo y eso te da la oportunidad de mejorar tu discurso. Al escribir no puedes fallar la frase. No tendrás la ocasión de buscar otra manera de decirlo para convencer a la segunda. Si la primera es mala el libro se deja. Soy de los que se leen los libros hasta el final aunque no me encanten (salvo algunas excepciones que no hubo manera), pero no todo el mundo es así.

Todavía me queda mucho trabajo antes de lanzarme a la publicación... deseadme suerte.

12 comentarios:

Mc Victa dijo...

Buenas!!

Te comprendo, te comprendo... Yo creo que mucha gente se lanza a "escribir" libros porque no piensan lo complicado que es. Yo lo intenté hace mucho años, cuando era más joven y desconocía las reglas y trucos de la prosa. No pasé de las 150 páginas, jajajaja.

Sin embargo, ahora me dedico a escribir guiones y sigue siendo difícil, aunque sepas las reglas y los trucos. Expresar de palabra lo que quieres contar, mantener a la gente atenta... es muy complicado, pero cuando realmente sientes que debes contar algo, escribe sobre ello. Al fin y al cabo, es lo que haces en tu blog, o no?

Un saludo!!

Masmi dijo...

A mi me pasa lo mismo con los músicos. Por eso respeto tanto a cualquiera que se sube a un escenario a interpretar sus canciones.
Algún día me enfrentaré a intentar juntar unos acordes o idear una melodía.

anselmo dijo...

Yo relatos cortos si, pero si me pongo y tal...porque mi estilo es pésimo y he de revisar continuamente lo que pongo. Pero un libro largo y tal no me veo capaz, hay que tener constancia, inventiva y un estilo cuidado. Yo solo soy un cachondo con ganas de dar morcilla.

conxa dijo...

somos muchos los que pensamos igual que tú,cuando empecé filología era porque sencillamente quería ser escritora.
Escribí bastantes cuentos cortos para adultos, que guardé en un cajón. Y continuo escribiendo,pero de momento creo que su mejor sitio es el cajón.
Todavía lo pienso mejor que lo esribo. O que al ser una lectora intensa,sea consciente de mis limitaciones.

De todos modos, animate con tu proyecto,se que puedes hacerlo.

JAAC dijo...

Hombre McVicta! la entrada de hoy te ha llegado al alma, eh? :-) Tampoco es que yo tenga "necesidad" de aprender todos los trucos y reglas... al fin y al cabo es más que nada un tema personal. Además de que lo interesante del libro es el viaje en sí mismo, más que el cómo se diga. Cierto que el cómo es casi tan importante como el qué, pero en este caso creo que podré "sobrellevarlo" :-)

Suerte con tus guiones, cuando estaba dándole la enésima vuelta al diario me acordé de que tú le dabas a la letra y de lo duro que dijiste que era, real, totalmente real. Al leer lo que escribes te das cuenta del mérito que tienen los autores "de verdad".

Lo bueno en mi caso es que ya está puesto en palabras lo que quería contar. De hecho lo ha leído ya mucha gente. Lo complicado es poner las palabras que lo hagan más amigable. Me recuerda mucho a retocar una fotografía... siempre le puedes poner un filtro más, saturar menos, mover una pizca el contraste, reencuadrar... lo más complicado es saber cuándo parar.

JAAC dijo...

Cada uno con lo suyo Masmi :-) aunque seguro que tú también tienes algo que escribir por ahí.

Conozco a mucha gente que se anima a juntar acordes sin tener ni la mitad de conocimientos que tienes tú así que... a ver cuándo nos das un pequeño concierto, íntimo, que tampoco hace falta que te pueda el miedo escénico :-)

JAAC dijo...

Anselmo, todos los que tenemos un blog tenemos esa espinita clavada. Todos queremos escribir algo, de hecho lo hacemos, pero a todos nos pasa como a ti: un relato corto, una cosa pequeña nos lo podemos permitir. Nuestra concentración nos da para controlar las palabras y la trama en un par de hojas. Cuando el texto crece los problemas también (qué recuerdos de juventud viendo esa serie en la tele! jajaja)

Tú tienes tu propio estilo y es muy bueno. Consigues una sonrisa (o una carcajada) con lo que pones. Siendo esa tu intención, está claro que lo has conseguido.

JAAC dijo...

Gracias Conxa! Como mi proyecto es autobiográfico me quito el problema de tener que inventar la trama, que no es poco. Además el ritmo lo va marcando también la historia por sí sola. Escribir una novela o algo más largo de una o dos páginas que me tenga que inventar me parece un imposible por ahora... lo mismo después del diario le cojo el gusto.

Ya puedes ir sacando cosas de ese cajón y dejándolas respirar. Ya has sacado alguno y el primero es el que más cuesta. Me lancé a "publicar" el primer relato en el blog cuando todavía no me leía casi nadie. Desde entonces saqué algunos, pero cada vez menos, el miedo escénico... eso sí, me gustó publicarlos, quedan ahí y siempre podré volver.

BIRA dijo...

Suerte deseada, Jaac.

Escribir un libro, pintar un cuadro, componer una canción... todos creemos poder hacerlo, pero pocos son los que van a poder vivir de ellos. Y menos aún los que pasarán a la Historia, con mayúsculas, por esos trabajos.

de todos modos, no te desanimes, dicen por ahí que querer es poder (yo debe ser que quiero poco, porque puedo menos, jeje).

JAAC dijo...

Muchas gracias por los buenos deseos Bira. Yo ni estoy entre los que cree poder hacerlo, jajajaja, pero como será para mí (y cualquier otro que lea el libro será bajo su responsabilidad) no me siento demasiado presionado ;-)

Nada de desanimarse, el problema es sacar el tiempo.

Unknown dijo...

tiffany and co and
cleveland browns jerseys have
kobe 9 go
golden state warriors jerseys with
omega watches for sale I
atlanta falcons jersey why
seattle seahawks jerseys back
cheap oakley sunglasses wrote
buffalo bills jerseys post
birkenstocks on

mmjiaxin dijo...

vera bradley outlet
lacoste outlet
chrome hearts online
yeezy boost 350 v2
adidas neo
michael kors handbags
nike polo shirts
adidas tubular
longchamps
michael kors outlet online
gg