Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

martes, 24 de febrero de 2009

Tareas

Como decían en los monólogos, vivir sólo hace que te des cuenta de que la ropa no se va sola a la lavadora, que los platos no saben lavarse entre ellos, las sábanas no se estiran y ya del edredón ni hablamos. Otras cosas como que la plancha no funcione con mando a distancia o que las ventanas no sean autolimpiables, a pesar de ser "molestas" se pueden sobrellevar mucho mejor. Básico, básico sólo es que ¡la comida no crece en la nevera cocinada!

Las discusiones sobre quién tiene que limpiar tal o cual cosa, a quién le toca poner la lavadora, ponerla es lo de menos, lo peor es tender después de la ropa, quién se encargar de recogerla y doblarla (la parte de plancharla ya dije que se descartaba), y ¿meterla en el armario? Cocinar no es problema porque es muy divertido, además de que luego te lo comes y eso es muy placentero.

Por suerte los "diseñadores", "desarrolladores", "no sé cómo se llaman" de camas se esfuerzan en que cada día sea más fácil dejar la cama hecha por las mañanas: la sábana bajera y el edredón con la funda. Airear la funda y dejarla estirada.

La conciliación de la vida profesional y la vida familiar también debería tener en cuenta estas cosas, que al final son las que más tiempo te quitan y más te acaban cansando. Es lo que tiene que en el trabajo estés más tiempo sentado que moviéndote, luego en cuanto tienes que estirarte para fregar acabas con dolor de espalda.

¿Cuántos habéis dejado la cama hecha cuando habéis salido de casa?

10 comentarios:

Masmi dijo...

Yo no :-)
Lo de que cocinar es divertido, lo pensamos algunos, hay otros a los que no le gusta nada, y es una tarea que les molesta tanto como planchar.
Está bien encontrar una pareja a la que le guste hacer las cosas que no te gustan a ti. Así el reparto se hace fácilmente :-)

conxa dijo...

yo si, y si te digo todo lo que he hecho antes de salir de casa, igual te fatigo jejejejej

Repartir las tareas con dos hijos es igual a 95% para mí y el resto para ellos," estan mataos los pobrecitos"

Estatekietecita dijo...

Pues me apunto: yo tampoco he hecho la cama hoy, jeje...la he dejado airearse unas cuantas horas... joooo, es que a veces el tiempo es tan justo por las mañanas...Eso de apurar cinco minutos más, cinco minutos más... al final, te quita tiempo para esas 'tareas'.... jeje
Y en cuanto a la ropa, lavadora, recoger ropa, etc. tengo un solete en casa que no protesta por ello... :))) Pero a cambio... Bueno, lo dejaré en incógnita...

Rosa dijo...

Hola he llegado hasta tí desde el Blog de Conxa... y sabes?, me gusta tu Blog.
Desde hoy te seguiré.
Saludos

BIRA dijo...

Yo soy de las que piensa que la cama debe airearse el tiempo suficiente... como para que me de tiempo a hacerla, jaja.

La culpa de que nos agobien tanto las tareas de la casa la tienen nuestras madres, que nos trataron como reyes hasta que un día decidimos mudarnos.

paciencia, amigo!

JAAC dijo...

Jajajaja, Masmi, no esperaba menos :-)

Tienes razón sobre lo de cocinar, no a todo el mundo le gusta, está claro... pero comer lo que has preparado es mucho más gratificante que vestirte con lo que has planchado ;-)

JAAC dijo...

Conxa, tampoco esperaba menos. Conste que yo también la he dejado hecha, eh?

Yo le "prohibí" a mi madre entrar en mi habitación en cuanto cumplí 12 años, desde entonces la cama y la limpieza (una cada seis meses, pero desmontaba hasta el armario para limpiar a fondo) eran cosa mía.

JAAC dijo...

Estatekietecita te comprendo, tengo que aceptar que no todos los días se hace la cama... y casi menos en fin de semana, que hay más tiempo antes de salir de casa, pero muchas menos ganas. Pones el modo "descanso" y cuesta hacer incluso lo que entre semana deprisa y corriendo haces.

Aprovéchate ahora del solete, que luego tendréis una nueva tarea que, incluso compartida, me temo que será cansada :-)

JAAC dijo...

Hola Rosa, bienvenida. Gracias por la visita y espero que siga gustándote.

JAAC dijo...

Bira, como bien dices, es la educación católica-apostólica que nuestras madres nos han imbuido: No se puede salir de casa sin hacer la cama, no se pueden dejar los cacharros sucios en el fregadero,...

La verdad es que no sé si mejoramos con las nuevas generaciones, eh?