Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

martes, 3 de febrero de 2009

Yo lo vi primero

El que lo encuentra se lo queda. Esta idea es tan antigua como el mismo mundo y en terminología legal se mantiene el término que ya usaban los romanos: res nullius. De esta manera se denominaban los objetos que nunca habían tenido dueño y que su simple ocupación constituía su propiedad.

La ley de objetos perdidos vigente indica que los objetos entregados en la oficina de objetos perdidos deben permanecer en sus instalaciones durante dos años para permitir a sus legítimos propietarios reclamarlos. Pasado ese tiempo son "devueltos" a la persona que los entregó.

Este concepto se expandió también a la misma tierra, a los territorios, como terra nullius. Fue durante la época de las colonizaciones europeas cuando más "éxito" tuvo este concepto, sobre todo entre potencias como el Reino Unido, Francia, Portugal, España, etc. Se llegó incluso a desposeer a los propietarios originales usando esta curiosa ley. En la actualidad no existe ningún territorio terra nullius, todo el mundo está ocupado y lo que no lo está esta "repartido" en virtud de acuerdos internacionales.

9 comentarios:

anselmo dijo...

No lo sabía. Me lo apunto e indagaré mas sobre el tema. Gracias

conxa dijo...

Pues yo las dos veces que he entregado a objetos perdidos, bueno en realidad fue a la policia local, ya nunca mas supe nada, y en una de ellas había dinero.

Supongo que si fuera a preguntar podtrían decirme que si, que el propietario paso, sea o no verdad, no???

conxa dijo...

ah!! claro que en la epoca de colonizaciones, fue muy interesante, asi se podia saquear legalmente!!
Como en los tesoros marinos, quien lo encontrara, suyo era, ahora parece ser que en el mar tampoco funciona asi. Todo tiene ya propietario.

Masmi dijo...

Eso es lo que sale en las películas del oeste, que decían que la tierra no era de nadie, los nativos no contaban, ponían todas las carretas en un sitio y comenzaban una carrera, el que primero llegaba a un sitio, esa tierra para él.

JAAC dijo...

Me alegra haber despertado tu curiosidad Anselmo. Ya me contarás... creo que Ceuta y Melilla llegaron a España de esa manera también.

JAAC dijo...

Conxa, ¡qué buena persona eres! Llevar las cosas a objetos perdidos me parece muy loable, la verdad... pero esperar que si hay dinero acabe volviendo a tus manos si nadie lo reclama me parece un poco utópico, eh?

Tampoco hay que pensar que se lo habrán quedado los policías, que son los guardianes de la ley y el orden, no pensemos mal de ellos por sistema porque así vamos mal :-S

Así se expandieron las potencias europeas por el mundo: diciendo que los territorios no eran de nadie y quedándoselos sin más. En algunas ocasiones sí que daban legitimidad a sus moradores, pero se lo compraban por unas mantas cargadas de viruela :-S la colonización de lo que ahora es EEUU está llena de situaciones esperpénticas.

Cierto lo que comentas de los pecios. No hace mucho que sacaron la ley de que lo que se encuentra en el fondo del mar no es del que lo encuentra, es de museos. Aunque todavía el Odyssey (o como se llame) sigue dando guerra.

JAAC dijo...

Masmi, ya estás tú viendo a Tom Cruise y Nicole Kidman en su carreta en Un horizonte muy lejano, eh?

La mitad de lo que sabemos (y me incluyo) es por las películas que hemos visto :-O menos mal que algunas son medianamente fieles a la realidad. ;-)

BIRA dijo...

Y pronto empezarán a repartirse lo que está fuera de nuestro mundo... si no lo han hecho ya.

JAAC dijo...

Se pueden comprar parcelas en la Luna, no me preguntes a quien, porque no pensaba que tuviera un dueño, pero... vamos, que repartido creo que ya está todo, incluso lo que queda por descubrir.