Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

jueves, 26 de febrero de 2009

Perdiendo peso

Se acerca el segundo repunte del ejercicio del año. El primero fue los primeros días de enero con sus propósitos de año nuevo. El segundo es la llegada del calor, en concreto la "desaparición" del frío, que se trata de tener tiempo de perder peso antes del verano verano.

Las dietas son un recurso básico para esto, aunque su capacidad se ve aumentada (y mucho) uniendo ejercicio físico. En realidad "dieta" es la pauta de consumo habitual de alimentos, no se refiere estrictamente a la reducción de calorías. El habitual en estos casos es el footing, la carrera ligera que sale gratis y en esta época es agradable.

El problema son todos los mitos que el ejercicio tiene relacionados con la pérdida de peso:

1. Que sudar adelgaza. No. Sudar es el medio que tiene el cuerpo para regular su temperatura. El nivel de líquido corporal debe mantenerse dentro de unos márgenes. Perder líquido para mantener la temperatura obliga al deportista a beberlo, con lo que recupera el peso.

2. Haciendo ejercicios específicos para una parte del cuerpo se pierde grasa localizada. En realidad este tema lo tienen muy claro las mujeres: NO. El peso se pierde de manera generalizada o, en su defecto, según las características genéticas de cada persona. No está demostrado que la grasa situada sobre los músculos que se ejercitan se consuma antes. Hacer series y series de abdominales no provoca que desaparezca la tripa.

3. Se tiene más hambre cuando se hace deporte. El cuerpo consume energía para mantener el esfuerzo, de manera que al acabar lo aconsejable es recuperarlo básicamente con hidratos de carbono. Una vez recuperado el nivel el cuerpo no "seguirá pidiendo" más. Es una sensación meramente psicológica.

4. A mayor velocidad en la carrera más consumo calórico. La cantidad de calorías consumidas está relacionada con la pérdida de peso, pero también influye el tipo de ejercicio. Las reservas de grasa se consumen haciendo ejercicio suave durante más de 30-45 minutos. Es el ejercicio aeróbico. Hay que mantener las pulsaciones en un nivel bajo para que la grasa sea utilizada.

8 comentarios:

anselmo dijo...

Es un tema bastante curioso eso de las dietas, la musculación y tal. También has de saber que una persona mas musculada tiene un gasto basal de calorías mucho mayor, ya que necesita mas aporte energético para sobrevivir.
Muy buena entreda. Lo único que desconocía era que la sensación de hambre tras el deporte era meramente psicológica. Siempre he pensado que era por necesidad de recuperar los hidratos perdidos.
Un saludo

Masmi dijo...

Es cierto, se suele tener la creencia de que esas cosas son ciertas.
Yo para controlar mi peso y perder un poquito si se puede, intento seguir con consejo que oí una vez a un médico, comer menos calorías de las que se consumen.
O como decían los viejos quedarme siempre con un poco de hambre :-)
Una vez oí a uno que era muy mayor y decía que su secreto era hacer las cosas con moderación, comer, beber, trabajar, y supongo que todo lo demás, jajaja

conxa dijo...

pues mira me has venido muy bien, asi que en el supuesto caso que algún día hiciera abdominales, no iba a perder la tripa no???

Pues menos mal que no las hago!!!
porque si no ahora mismo me entraba la depresión jejejeje

BIRA dijo...

Odio las dietas... por cierto que debería ponerme a ello, pero claro, no encuentro el momento, ejem ejem

JAAC dijo...

Cierto Anselmo, a mayor masa muscular mayor necesidad de energía para moverla: andar, comer, respirar incluso requiere más energía cuanto más "grande" está uno.

Como decía, el cuerpo necesita recuperar parte de los hidratos que ha perdido, pero es puntual. El resto del tiempo es más psicológico, algo así como que dejar de fumar engorda... no engorda, es la "necesidad" de tener algo en la boca lo que lleva a comer más (esto lo digo sin conocimiento de causa, tampoco fumo)

JAAC dijo...

Es una buena práctica Masmi, lo que pasa es que comer menos es muy duro para alguien al que le gusta comer :-) por eso yo prefiero aumentar el número de calorías que gasto en lugar de bajar el de calorías que como ;-)

Con todo y con eso lo de quedarse con un poquito de hambre, al menos en mi caso, pasa siempre. Llega un momento en que es gula (aunque siempre con un poso de hambre) yo creo que en alguna vida anterior debí pasar mucho hambre!! jajaja

JAAC dijo...

El que no se consuela es porque no quiere Conxa :-) has hecho bien en no perder el tiempo con las abdominales para nada :-p

JAAC dijo...

Nunca he hecho una Bira, nuestro truco es el ejercicio y los viajes agresivos en los que no paramos casi ni para comer ;-)

Yo creo que la mejor manera de adelgazar el viajar con nosotros (aunque no siempre, que hay veces que volvemos con más kilos)