Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

lunes, 27 de octubre de 2008

Códigos de barras

Los códigos de barras nos ayudan a discriminar cualquier tipo de producto con sólo pasarlo bajo un lector que los identifica y permite acceder a las bases de datos con la información, dándonos su descripción y precio (en los supermercados), su posición y número de unidades (en almacenes), etc. El código es el conjunto de líneas paralelas verticales de distinto grosor y espaciado. Estos códigos son únicos para cada producto en todo el mundo lo que les hace muy útiles para la importación y exportación.

Los más conocidos son de una dimensión, aquellos en los que los datos se almacenan de forma horizontal, aunque los QR-Code son también códigos de barras pero en dos dimensiones. Estos últimos, los QR-Code, sí que almacenan información. Aunque la mayoría se imprimen en negro sobre blanco es posible encontrarlos en azul sobre blanco o cualquier otro color, sólo es necesario que haya contraste entre el color de la barras y el del fondo.

Su patente se remonta a 1.952 en Estados Unidos, y la primera vez que un código de barras se leyó en un supermercado español fue en 1.977 (aunque Mercadona, la cadena en que ocurrió el hecho dice que ocurrió en 1.982).

Los libros comenzaron a usar un código similar, el ISBN, International Standard Book Number, a partir de 1.966 en Reino Unido, en las librerías y papelerías W. H. Smith. Se aceptó como estándar en 1.970 con 10 dígitos. Este código se modificó en 2.007 al ISBN13, con 13 dígitos. La tendencia actual es abandonar su uso por el del EAN, European Article Number (1.976), también de 13 dígitos, que se utiliza tanto para libros como para el resto de productos. La versión europea del americano UPC, Universal Product Code (1.973).

En los códigos EAN los tres primeros dígitos indican el país, los seis siguientes la empresa, los tres posteriores el artículo y el último es un dígito de control.

Más info:

8 comentarios:

Masmi dijo...

Como el dni de los productos, que gran invento.
El primer supermercado donde se usaron en España fue Mercadona?? Fijate!!

conxa dijo...

la verdad es que es una muy buena idea,es la mejor manera para que el vendedor no se equivoque y los stocks puedan estar controlados.
(esto lo digo por la parte que me toca de mi curro)

Estatekietecita dijo...

Pues a raíz de tu post os comentaré una anécdota sobre los códigos de barra. No se si es más leyenda urbana que otra cosa.
Trabajé cuando estudiante para una cadena de hipermercados. Dentro, había una máquina de generar códigos de barra+precio. Pues se de varias personas que generaban códigos de barra con precios irrisorios. Por ejemplo: un cedé de la oreja de van gogh a 75pts.
La cosa estaba en que el trabajador de la empresa pone ese código en el artículo y un familiar pasa por la estantería y se lo lleva junto con muchas otras cosas. La cajera o el cajero, entre tantos artículos, no lo nota en el precio final, pero el usuario que lo está comprando sí.

BIRA dijo...

La de cosas que se aprenden en este blog. Claro que con la cabeza de chorlito que tengo después las olvido, pero algo quedará siempre, sí señor.

Besos y buen lunes!

JAAC dijo...

Pues sí Masmi Valencia por delante :-) Ya sabes que Mercadona es el la cadena de alimentación que más vende en España, por delante de todos los grupos franceses: Carrefour, Alcampo,...

JAAC dijo...

Cierto es Conxa que de vez en cuando las mentes pensantes aciertan. Para el control de stocks no hay nada mejor, un almacén "informatizado" con sus códigos de barras ayuda mucho en la preparación de pedidos (experiencias vividas, que uno ha trabajado de todo)

JAAC dijo...

Estatekietecita un clásico lo de los códigos de barras falsos. Sin necesidad de tomarse tantas molestias ni de tener un contacto dentro también había gente que directamente cambiaba la pegatina del código de barras de un producto por otro. Entre toda la compra no llamaba mucho la atención y se conseguía el ahorro.
No recuerdo en qué tienda hace poco confirmaron que el código era de lo que íbamos a comprar y no lo habíamos cambiado.

JAAC dijo...

Tranquila Bira, tampoco hay mucho que aprender, además no hace falta memorizarlo que ya sabes donde está escrito si alguna vez lo necesitas :-)