Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

jueves, 23 de octubre de 2008

En quince minutos

El ordenador sigue estropeado. Como lo compré completo y de marca tiene garantía. Además garantía in situ, vamos que tienen que venir a casa a arreglarlo. Me atrevería a decir que el hecho de que no cargue la BIOS al arrancar tiene bastante que ver con la placa base, pero bueno... ya lo verá el que lo abra, que si lo abro yo pierdo la garantía.

Y lo que me costó conseguir poner la incidencia. El de atención al cliente por mucho que le dije lo que pasaba y cómo se comportaba se enrocó en que era obligatorio y totalmente necesario que estuviera delante del ordenador al poner la incidencia. Sí, al final mentí. Sabía exactamente lo que hacía el ordenador: ¡NADA! El tipo me preguntó si llegaba a aparecer en pantalla el logo, ¡que no! que no carga la BIOS, que no hace el pitido de rigor cuando se enciende. A todo esto llamando desde el móvil a un 902, que es lo más molesto.

El caso es que ayer por la mañana recibí la llamada del técnico a eso de las 10:30 y me preguntó si me venía bien que se pasara en quince minutos por casa a mirar el ordenador. Siempre me han sorprendido estas preguntas. Cierto es que tienen que hacerlas, nunca se sabe si trabajas desde casa; trabajas de tarde o incluso de noche; estas de vacaciones o de baja; directamente no trabajas;... quién sabe. Pero lo que siempre me deja helado es que cuando les dices que no puedes, que estas en el trabajo te suelen responder con un: "y ¿ahora qué hacemos?". Pues verás tendrás que venir mañana y a ver si encontramos una hora que nos duela lo menos posible a los dos.

Encontrar la hora en este caso ha sido complicado. Su primera hora son las 10:00-10:30, no está mal como hora para empezar a trabajar la verdad. Después de esto lo lógico era preguntar cuál era la última (porque si tengo que estar a las 10:30 en casa para esperarle llego al trabajo justo para irme a comer) y ni corto ni perezoso me responde que las 18:00. ¡Quiero su trabajo! Eso sí que es un buen horario y lo demás tonterías. Y seguro que tiene una hora y media para comer.

¿Qué dirán ellos cuando les llamen para preguntar si se pueden pasar por su casa en quince minutos? ¿Lo dejarán todo, ordenador abierto incluido, y saldrán para su casa para estar disponibles? Lo cierto es que conociendo el gremio seguro que son capaces de hacerlo, que si dicen que no vete a saber cuándo se dignarán a volver a preguntarte.

9 comentarios:

anselmo dijo...

Yo tuve una vez un Dell...la verdad es que eran muy serios y tal...pero me di cuenta de el error ue cometí cuando quise actualizarlo.
desde entonces,todos clónicos

Masmi dijo...

Yo también flipo cuando me hacen esa pregunta, pero como no queda mas remedio hay que quedar con ellos a la hora menos mala.
Por lo menos, a pesar de todo lo que has tenido que pasar, van a ir a tu casa a repararlo. Si es la placa, te la cambian y listo, seguiran todos tus datos en el disco ;-)

conxa dijo...

paciencia,paciencia... no se puede hacer otra cosa,todos los SAT en general como tienen la sarten por el mango...pues te tienes que acoplar.
A ti ha sido con un ordenador a mi con la persiana del comedor, todo el día con luz artificial,hasta que pude cuadrar horarios, porque como dices, empieza tarde y acaba pronto su jornada.

JAAC dijo...

Anselmo yo soy también de clónicos, pero la oferta era buena y bueno, por una vez tener un sistema operativo con licencia me llamó la atención :-)

De todas formas, decir que después de una hora y media que ha estado aquí el técnico al final no ha conseguido devolverle a la vida... habrá que seguir jugando.

JAAC dijo...

Pues sí Masmi, he conseguido cerrar una hora y el técnico ha sido puntual. Traía una placa y una fuente de alimentación nuevas y las ha cambiado (cada día complican más el interior de los ordenadores...) y con todo y con eso nada de nada. Puede que el problema sea de la memoria pero :-(

JAAC dijo...

Cierto Conxa, al final siempre hay que ajustarse a la hora que sea porque saben que tampoco puedes pasar sin ellos. De todas formas también sabemos que si queremos comprar algo tenemos que ir a la tienda cuando esté abierta y no nos sorprende que no abran hasta las 10... Estoy cambiando de actitud hacia el positivismo ahora que veo que seguiré sin ordenador una temporada, menos mal que tengo el portátil del trabajo :-O

BIRA dijo...

Me ponen de mala uva los 902 y más aún que se enrollen con preguntas estúpidas. Más en tu caso, que siendo informático (bueno, eso no lo sabría el tipo, pero digo yo que algo se notaría al hablar, que si estuviese llamando yo sería como en plan el puto cacharro este no va, no reacciona, murió y no sé qué le pasa, vengan ya, por favoooooooooor).

No tiene mal horario el chico, no. Ya ves, los hay con suerte. En todo caso, espero que te lo arreglen pronto y así puedas colgar las fotos de la "penúltima" escapada.

Besos

BIRA dijo...

Ah, y se me olvidaba. Aquí los servicios técnicos (por cuestiones del curro tengo que tratar con varios) no te dicen lo de los quince minutos ni queriendo (que yo querría). Más bien te dicen, vía telefónica, vía mail... vamos mañana, entre las 8 y las 12. Y ahí tienes que estar tú al pie del cañón, porque lo mismo aparecen a las 8.05 que a las 11.55. Así que no sé qué es peor.

JAAC dijo...

No me puedo quejar demasiado con el tema de que llegara a la hora que me dijo, Bira. Eso sí, puntual, pero nada productivo... después de cambiar la placa y la fuente de alimentación aquello seguía sin funcionar, así que nada, a seguir esperando. Otra semana más teniendo que llevarme a casa el portátil por la tarde.
Todo sea por mis fans... y por las reservas que hay que hacer, que dormir debajo de un puente no es opción en esos sitios :-)