Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

jueves, 9 de octubre de 2008

Postales

Las postales tal y como las conocemos hoy en día, con el reverso dividido en dos partes una para la dirección y otra para el texto, aparecieron en Estados Unidos en 1.907 y desde entonces se tomaron como estándar en todo el mundo. Hasta ese momento la dirección se escribía en el reverso y el texto se escribía en el anverso sobre la imagen.

Cada vez que viajamos a un nuevo país compramos alguna postal para tenerla de recuerdo. Bueno, al principio lo hacíamos así, ahora sólo compramos postales para enviarlas y "fomentar" el coleccionismo . Tengo un par de coleccionistas de mis postales que me recuerdan de vez en cuando que las tienen todas para que no olvide mantener la tradición. Es como un registro de viajes anterior al blog. En este caso no es una afición que se pueda considerar coleccionismo como tal puesto que, que yo sepa, sólo se coleccionan las que yo mando. En los casos en que sí que se es coleccionismo recibe el nombre de deltiología o cartolfília.

La llegada de las nuevas tecnologías ha casi desterrado el uso de las postales tradicionales. Internet está lleno de sitios desde los que enviar postales virtuales de mil y un tipos, que no tienen mucho que ver con las que se encuentran en los kioscos que, normalmente, suelen tener imágenes de monumentos o paisajes típicos de la zona para que los turistas las usen como souvenir. Tanto es así que cada vez resulta más complicado encontrarlas en muchos sitios.

En cualquier caso siguen usándose, el año pasado se enviaron más de 2.000 millones de ellas en Estados Unidos. En la página del Ministerio de Fomento están los datos del servicio postal pero no están separados los datos de cartas y de postales, pero siendo España uno de los mayores receptores de turismo del mundo casi seguro que se enviarán muchas.

14 comentarios:

anselmo dijo...

A mi lo que me jodía de las postales es que todo el mundo podía leer lo que ponías.
gracias por la curiosidad.
Estoy pensando seriamente hacer el panna cotta ese en una variación que he leído con fresas...a ver si en esta mierda de city encuentro la gelatina esa en láminas.
un saludo

Masmi dijo...

Yo tambien tengo un par de coleccionistas de postales, a los que tengo que enviarles alguna cada vez que voy a algun sitio.
Pero ellos coleccionan de mas gente, se que hacen lo mismo con todos los que conocen.
A mi como que las postales virtuales no me hacen gracia, prefiero ir a buscar la postal fisica, ir a oficina de correos y enviarselas a mis coleccionistas. Ya se ha convertido en una tradición mas de mis viajes :-)

BIRA dijo...

Hola Jaac! Por fin me paso a ponerme al día (me faltan casi 150 post y no doy más de mí, estoy malita y aún así no tenéis compasión y publicais más y cada día la lista se hace mayor, ains... doy un poco de penita? :P).

Gracias por tus comentarios y correciones. Tienes mejor memoria que yo y eres más "ojo avizor" que la menda lerenda. Me gusta que me hagas esos comentarios largos para comparar las experiencias desde otros puntos de vista.

Fíjate que la escuela pensaba que era en un poblado masai (si es que no es bueno pegarse los atracones de post que me pego, que luego recuerdo lo que a mí me da la gana!!).

Al tema! Me encantan las postales, me chifla enviarlas y recibirlas y no tiro ni una!!!

Lo de internet tiene su aquello, pero te juro que me pongo de los cohetes cuando alguien, por ejemplo en mi cumple, me envía una postal al mail! Cutres!!! Yo soy muy postalera (no sólo cuando viajo, que también) y pocas fechas se me escapan. Me gusta, por ejemplo, saber que hay unas nenas (hijas de una amiga mía) que guardan las de sus cumples como oro en paño (las que yo les envío, claro, porque nadie más lo hace). En Navidad la lista se me hace tremenda, y eso que cada año voy reduciendo, pues me toca las pelotas enviar y no recibir. Llámame egoista si quieres, pero mi paciencia, como todo en la vida, tiene su límite.

Como anécdota (como haga comentarios como este en cada tema, no salgo de tu blog en una semana, jajaja) te diré que de las postales que enviamos del último viaje han llegado todas, menos las que enviamos a Utrecht y "sospechamos" que algún listillo coleccionista de sellos (y trabajador en correos, para más señas) se las ha quedado :0

hay que joderse!

Di dijo...

A mi me encantaría coleccionar postales que me enviaran, pero como no tengo quién lo haga... :'( Estoy pensando seriamente en enviármelas yo misma cuando vaya de viaje, claro que tendré tan pocas que no sé si se podrán llamar colección! Saludos!

JAAC dijo...

Cierto es Anselmo que no hay nada de intimidad con una postal. Pero tiene su gracia lo de la foto.
Suerte con la búsqueda de la gelatina, pero eso de las fresas, como mucho cuando ya esté acabada, se pueden poner nueces, miel, fresas...

JAAC dijo...

Vaya Masmi, así que tú también tienes la tradición de buscar la postal y la oficina de correos vayas donde vayas, eh? Hay veces que la cosa se complica mucho. Nosotros de Tanzania no pudimos mandar, las encontramos en Kenya y ya en el aeropuerto cuando esperábamos el avión para volver.

JAAC dijo...

Pedazo de paliza que te has pegado leyendo el blog Bira.
Yo el tema postal sólo para enviar, porque recibir no recibo ninguna. Y eso sí, las que envío sé que se guardan.

Las nuestras de Tanzania llegaron en poco más de cinco o seis días y todas. Más nos sorprendió que llegaran las de Moscú que las dejamos en el albergue pagando el sello para que ellos las enviaran.

JAAC dijo...

Bueno Di, además de postales de los viajes de la gente, puedes guardar las entradas de los blogs en los que contamos los viajes. Van dedicados para todos.

conxa dijo...

uyyy postales!!! cuanto tiempo hace que ni envio,ni recibo.

pero si tenía en mis años mozos una buena colección. Aunque mi mayor colección es de cerillas,allá donde iba me traía cerillas, y todos mis conocidos me traían.Tengo de todo el mundo.Pero ahora lo tengo muy mal para seguirla, no hay fosforos ya!!!

Estatekietecita dijo...

Me encantannnnnnnnnnnnnn las postales! Sobre todo esas que tienen muchas imágenes de la ciudad, así, como muy miniaturas. Y como soy la que menos quieta se está, jeje, pues soy yo la que las escribe. Así que en el trabajo tenemos unos cuantos corchos repartidos por toda la oficina con las postales de mis viajes! Y así, cuando levanto la vista para pensar en algo, me topo con alguna ciudad y mi mente se dispersa!

JAAC dijo...

Conxa no te creas, que sigue habiendo cajas de cerillas en todas partes. Los mecheros no conseguirán acabar con ellas :-) De hecho las leyes antitabaco acabarán con los mecheros pero las cerillas se siguen usando para cocinar.

JAAC dijo...

Estatekietecita yo no puedo levantar ya la vista y perderme en la colección de postales en el trabajo. La siguen manteniendo y seguimos haciendo que crezca (no sólo yo) lo que pasa es que ya no estoy en ese trabajo. De hecho, enviamos postales bastantes que ya no trabajamos allí... lo que es la tradición.

chenmeinv0 dijo...

ralph lauren polo shirts
michael kors
nike jordan shoes
michael kors outlet
kate spade sale
coach factory online
nike roshe run
air force 1 shoes
instyler curling iron
ray ban eyeglasses
hzx20170310

raybanoutlet001 dijo...

ray ban sunglasses
seattle seahawks jerseys
ugg outlet
oakley sunglasses
mlb jerseys
replica watches
ugg outlet
mont blanc pens outlet
michael kors handbags
vikings jerseys