Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

viernes, 24 de octubre de 2008

Despedidas

Viendo las series estadounidenses en televisión me he dado cuenta de que la costumbre de despedirse cuando se habla por teléfono es algo que está sobrevalorado. En todas las series los protagonistas cogen el teléfono sin que medie un saludo ligeramente agradable y cuando se acaba la conversación y se han dicho todo lo que había que decir, normalmente charla sobre trabajo (soy más de ver series policíacas o similares, de manera que lo que se dice es siempre aparentemente vital) se cuelga y punto. Nadie dice "Hasta luego" ni tan siquiera un "Gracias".

Cuando Temperance Brennan recibe una llamada de uno de sus colaboradores para darle la pista final que resolverá el caso no va a perder el tiempo dándole las gracias y despidiéndose de él. Tampoco hemos visto a Allison DuBois despidiéndose de su jefe o del investigador que suele trabajar con ella, con su familia sí que lo hace en ciertas ocasiones, pero sólo si no está ocupada investigando algo. Menos aún a Horatio Caine que bastante tiene con decir sus frases lapidarias y colgar dejando a su interlocutor con un palmo de narices.

Por supuesto están los monólogos en los que se hablan de las conversaciones telefónicas de enamorados: esas en las que ninguno de los dos está dispuesto a colgar porque "yo te quiero más que tú" y el primero que cuelgue traicionará al otro.

Debo reconocer que yo he hecho cosas similares, pero básicamente como parodia, aunque sí que uno se queda un poco con cara de tonto (suerte que estás hablando por teléfono y no te ven) cuando la persona con la que hablas te cuelga. En realidad esto es algo propio de los enamorados por aquello de su inseguridad en la relación, porque después... después sigue pasando lo mismo.

Tendré que cambiar la temática de las series que veo... seguro que en las de media tarde (culebrones) se pasan la mitad de cada capítulo sólo despidiéndose, como pasaba en Campeones, que cruzar el campo de fútbol les llevaba una semana. Lo de que tardaran tanto en cruzar el campo era normal, el tamaño que tenían aquellos campos era exagerado, ¡si se veía la curvatura de la Tierra!

Lo que tengo que probar es a colgar sin despedidas y sin dejar posibilidad de réplica. ¿Seré capaz de ser tan desagradable? Lo cierto es que mi carácter incluye "ser desagradable", cualquiera que me conozca lo corroborará, pero soy desagradable con elegancia :-)

10 comentarios:

anselmo dijo...

Yo tengo un jefe que tiene la costumbre de colgarte en mitad de la conversación...bueno, en realidad tengo dos...
y luego tengo amigos, sobre todo los catalanes, no se porqué, se te despiden dos veces "adios, adios"....no tengo ni idea porqué

Masmi dijo...

No hombre, no! jajaja
Hay que cuidar un poco las formas, la educación que no se pierda.
Me has hecho recordar una epoca que jugaba con amigos a ver quien colgaba antes al otro para dejarle con la palabra en la boca, jajaja
Le soltaban un ale o venga, y le colgabas :-D

conxa dijo...

Bueno, al menos lo haces con elegancia!! jajajajja

ya será menos,lo de desagradable.

Yo soy todo un cielo por telefono jajajaja

BIRA dijo...

Desagradable y envidioso (jajaja, esto va por lo de odiarme por las fotos del león).

Casi prefiero que me cuelguen el teléfono a que me tengan una hora con despedidas absurdas. Lo de la curvatura de la tierra en aquellos campos de fútbol me ha desorbitado los ojos. Cuándo mal han hecho los japoneses y sus dibujillos (porque eran japoneses, no?) :P

Estatekietecita dijo...

Nunca me había parado a pensarlo... tienes toda la razón, y no es que vea demasiadas series. Pero sí que he seguido la de CSI Miami (Horatio es una cañaaaaa!) y es verdad que siempre tiene tendencia a repetir la última frase dos veces (sobre todo al finalizar la serie) y colgar como si nada hubiera pasado. Jooo, me encanta Horatio.
Y en eso que dice Anselmo, es verdad, los catalanes tendemos a despedirnos con una retahíla de 'déu,déu,déu', tres o más veces. No tengo ni idea de porqué lo hacemos!

JAAC dijo...

Anselmo lo de los jefes que te paran en mitad de la conversación es muy irritante. Yo los he sufrido y te quedas con cara de tonto pensando que encima de que les llamas para mantenerles al día o de que te llaman ellos para enmarronarte de mala manera, sin educación.
La costumbre de despedirse muchas veces no sabía que fuera habitual en Cataluña, la he oído bastantes veces y siempre era para que al otro no le diera tiempo a meter más baza y poder colgar rápido :-o

JAAC dijo...

Masmi, que tú me conoces!! jajaja, algo de desagradable ya hay, lo que pasa es que nos juntamos y se nota menos :-p
Curioso vuestro "juego" seguro que relajaba un montón recibir una llamada y ganar, pero al que perdía se le tenía que poner un genio... que mejor no ser el siguiente que le llamara.

JAAC dijo...

Conxa, las formas son básicas. Se puede ser desagradable (de hecho se debe, hay que marcar distancias :-p) pero siempre con elegancia... y con gracia, si lo consigues con gracia triunfas incluso con el que recibe el "dardo".

JAAC dijo...

Bira me vas conociendo :-) te ha faltado excesivamente competitivo! jajaja

Sí, anime japonés. Tampoco han hecho tanto daño, aunque yo era un fiel seguidor de "Los caballeros del Zodiaco" (Saint Seiya) y Oliver y Benji nunca me llamaron mucho la atención.

JAAC dijo...

Estatekietecita yo con Horatio no puedo, no lo soporto (será que me recuerda demasiado a mí, borde y desagradable :-p) donde esté Grissom que se quiten todos!
Te digo lo que a Anselmo, siempre que he visto u oído que alguien se despedía así era para cortar al interlocutor y no dejarle meter un "pero" o un "espera".