Disponible en descarga gratuita Cuadernos de Viaje - Oriente Próximo, el libro con nuestras aventuras en Jordania, Siria e Israel.

lunes, 22 de junio de 2009

Amazonas

La mitología sirvió no sólo para dar nombre a los días de la semana, los planetas y a sus lunas (Júpiter). También ha servido para hablar de cosas habituales.

El término amazona proviene de la mitología griega y clásica. Hace referencia a una nación formada por mujeres guerreras. Su ardor guerrero les llevaba a cortarse o quemarse el pecho derecho para poder usar el arco y la lanza con más libertad. Esto se considera una leyenda (dentro de un mito) puesto que las imágenes que las representan las muestran con ambos pechos, si bien el derecho suele estar tapado. Dentro del mito y para evitar la extinción de su raza, puesto que no se permitía que ningún hombre viviera en su reino, se cuenta que una vez al año se acercaban a otro pueblo vecino. Los niños que salían de aquellos encuentros eran sacrificados, devueltos a sus padres o abandonados a su suerte, mientras que las niñas eran cuidadas por sus madres para convertirse en nuevas guerreras.

Debido a la cantidad de historias que las relacionan con dioses y la mitología y a otros tantos que las relacionan con batallas y personajes reales no se tiene certeza de si son leyenda o verdad. Además de que el hallazgo de algunos enterramientos de mujeres guerreras ha generado cierta duda.

Desde principios de la Edad Moderna el término pasó a utilizarse para las mujeres guerreras en general y posteriormente para las mujeres que montan a caballo. Éstas a diferencia de los hombres no se denominan jinetas. Aunque sí que se usa este término, según la RAE, en Andalucia y América.

El otro gran Amazonas, el río, también tiene como origen de su nombre la misma tribu mitológica. Después de pasar por muchos nombres tras la llegada de los españoles (antes no se consideraba un río sino muchos cada uno con su nombre) fue Francisco de Orellana el que le dio su nombre actual tras luchar con una tribu en la que tanto hombres como mujeres se defendían por igual. A pesar de lo poético de esta explicación, existe otra que hace referencia a un falso amigo del idioma indígena y el español. Según esta teoría el nombre original significaría "rompedor de embarcaciones". Después de Cuzco - Qosco no sería de extrañar.

También hace referencia a la planta damasonium alisma, aunque no he encontrado el motivo. Y a un género animal de loros americanos, de Sudamérica.

6 comentarios:

conxa dijo...

mira que las mujeres si quieren ser agresivas....lo son!!!

lo del pecho quemado y tal da escalofrios solo de pensarlo.

JAAC dijo...

Conxa, deberías haber dicho: lo somos :-) que estoy seguro de que todas sois capaces :-)

Esa parte debe ser un mito dentro de una leyenda... lo que daban de sí estas cosas en el mundo antiguo y no tenían ni internet para propagarlas!

-=CID=- dijo...

No conocia esta leyenda con exactitud. Un post muy interesante.

JAAC dijo...

-=CID=- la mitología da mucho juego en estas cosas. Estamos muy acostumbrados a usar palabras que tienen su origen en ella y que explican el porqué las cosas se llaman como se llaman.

Masmi dijo...

Como decía la canción "Las chicas son guerreras"!!! :-D

JAAC dijo...

Masmi, las chicas son todo lo que quieran ser :-) aunque parezca que sólo les dejamos ser unas pocas cosas.